Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Movilidad post-covid

Por
  • Alicia Asín
ACTUALIZADA 26/07/2020 A LAS 01:00
Coches en Zaragoza.
'Movilidad post-covid'.
José Miguel Marco

Los meses de confinamiento fueron prueba forzosa de lo que supondría para las ciudades reducir drásticamente sus niveles de tráfico en contaminación acústica y ambiental; sin embargo, con la vuelta al trabajo cuando el riesgo de contagio todavía es una realidad, son muchos los que han desertado del transporte público y prefieren su vehículo privado. Por otra parte, el confinamiento impulsó el ya creciente comercio ‘online’ y con él los problemas derivados de la logística de última milla que según AECOC, elevarán el coste social y económico del tráfico un 30%.

Que la movilidad es uno de los mayores retos de las ciudades en su camino por convertirse en inteligentes no es ninguna novedad. La dificultad no sólo está en descongestionar los centros por sostenibilidad, sino en integrar con acierto el cocktail de nuevos medios de transporte. Cambia el paisaje urbano y la forma de usar los coches, que para las nuevas generaciones sólo tienen valor para ir del punto A al B y cada vez prefieren más los modelos de pago por uso.

Con tantas alternativas y la situación que vivimos, la elección se complica y debe incluir más criterios. Ya no basta con valorar opciones en función de la rapidez del trayecto, ni del precio, sino en función de la huella de carbono de cada uno o de nuestras necesidades de ejercitarnos más. Pero para ello, es imprescindible contar con más información en tiempo real de nuestras ciudades, tanto ambiental como de aforos, y con modelos predictivos que la analicen. ¿Necesitaremos otra pandemia para verlo?

Etiquetas