Despliega el menú
Opinión

Opinión

Prevenir mejor que curar

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 14/07/2020 A LAS 02:00
Repollés y Falo, este lunes en rueda de prensa
Repollés y Falo, este lunes en rueda de prensa
Oliver Duch

El Gobierno de Aragón ha decidido que Zaragoza, con su área de influencia, y la ciudad de Huesca retroceden a una ‘fase 2 flexibilizada’ de la desescalada por el incremento de casos de covid-19 detectados. Habrá que adoptar medidas concretas para ayudar a los sectores económicos más afectados por este retroceso, pero está claro que más vale prevenir que curar. Solo con acciones de choque contundentes se podrá mantener a raya la pandemia. La sociedad aragonesa debe ser consciente de que relajar las medidas puede conducir a una indeseable vuelta al aislamiento.

A las tres semanas de haber finalizado el estado de alarma en todo el país, alrededor de 870.000 aragoneses, el 70% de la población de la Comunidad, retroceden a una fase 2 suavizada que impondrá mayores restricciones a actividades relacionadas con el comercio, hostelería y cultura. Además, desde hoy se hace obligatorio el uso de la mascarilla en todos los lugares públicos de la región para los mayores de seis años, independientemente de la distancia de seguridad. Se trata de medidas estrictas para una sociedad acostumbrada a vivir en libertad, pero temporalmente deben ser impuestas y respetadas de forma global por el bien de todos.

La rápida actuación de la DGA ante el rebrote en varias comarcas del Aragón oriental, frente a la lenta respuesta de la Generalitat catalana en Lérida, se ha mostrado eficaz. También la recuperación del sistema de fases que establecieron las autoridades sanitarias españolas. De cualquier forma, es preciso que las administraciones y los ciudadanos redoblen los esfuerzos. La existencia de transmisión comunitaria indica que la estrategia basada en el control de los nuevos casos y sus contactos ha fracasado a este respecto. En el actual escenario de vulnerabilidad se hace imprescindible mantener la guardia y extremar la vigilancia epidemiológica. 

Etiquetas