Despliega el menú
Opinión

Opinión

Rebrotes como aviso

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 23/06/2020 A LAS 02:00
La consejera de Sanidad, Sira Repolles, ha anunciado este lunes que las comarcas de La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca regresan a la fase 2 y ha pedido a los ciudadanos "responsabilidad" y que limiten la movilidad entre estas provincias y el exterior.
La consejera de Sanidad, Sira Repolles, ha anunciado este lunes que las comarcas de La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca regresan a la fase 2 y ha pedido a los ciudadanos "responsabilidad" y que limiten la movilidad entre estas provincias y el exterior.

Tres comarcas de la provincia de Huesca han retrocedido a la fase 2 de la desescalada por los brotes de coronavirus registrados en las localidades de Zaidín y Binéfar. Se trata del primer retroceso desde la entrada, este pasado domingo, de toda España en la denominada ‘nueva normalidad’. Es también la constatación más clara de que el virus no ha desaparecido. La situación exige responsabilidad

máxima de cada ciudadano y de las administraciones para cumplir con las medidas de higiene, protección y distancia social.

Aragón está a la cabeza del número de contagios en España, sobre todo por los casos registrados en las comarcas oscenses de Cinca Medio, Bajo Cinca y La Litera, que desde ayer están de nuevo en la fase 2 de las medidas contra la covid-19. De hecho, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha citado al de Zaidín como «el único brote que preocupa actualmente al Ministerio dentro del territorio nacional». De cualquier forma, el propio ministro ha asegurado que este foco se encuentra «bajo control». Hay, pues, que mantener la calma, pero extremando las medidas de seguridad y de autoprotección. Es obligado actuar con contundencia para neutralizar el rebrote.

El Gobierno de Aragón no puede prohibir la movilidad porque el estado de alarma ya decayó y no tiene competencia para ello. No obstante, ha recomendado limitar los desplazamientos hacia y desde estas comarcas. Así debe hacerse por el bien de todos. Aunque los brotes se están produciendo entre gente joven, la mayoría asintomática o con signos muy leves, sería un gravísimo error que se banalice la enfermedad por la levedad de los casos. Como ha advertido la Consejería de Sanidad, este brote es cuantitativa y cualitativamente muy relevante porque si no se ataja con rapidez y de forma radical hay un riesgo claro de perder el control de la transmisión comunitaria, como ocurrió en el comienzo de la pandemia.

Etiquetas