Despliega el menú
Opinión

Opinión

La desescalada tiene marcha atrás

ACTUALIZADA 23/06/2020 A LAS 02:00
[[[HA REDACCION]]] zaidin.jpeg
En una empresa de Zaidín se han realizado pruebas PCR a todos los trabajadores.
HERALDO

No ganamos para disgustos. Acabamos apenas de reestrenar la libertad de movimientos y ya tenemos el primer sobresalto serio en territorio aragonés. La desescalada tiene también marcha atrás, así que tres comarcas retroceden a la fase 2 a causa de los brotes de covid-19 que han aparecido en Zaidín y en Binéfar. Aunque no del todo, porque se podrá seguir entrando y saliendo de ellas y viajando por su interior sin limitaciones. Es poco probable que la recomendación de no hacerlo resulte demasiado efectiva.

Estos nuevos focos de la enfermedad van a poner a prueba en Aragón el sistema de seguimiento y control que todas las comunidades autónomas se supone que tienen dispuesto y bien pertrechado. Hay que localizar todos los contactos de las personas que se sabe que padecen covid, notificarles su situación y asegurarse de que se mantienen en aislamiento el tiempo necesario. No parece muy complicado con unas decenas de casos, aunque requiere un trabajo intenso; pero si los contagios se multiplican la tarea resultará mucho más difícil. Veremos si el dispositivo y los protocolos cuentan con los medios suficientes y si funcionan adecuadamente.

Tendremos que acostumbrarnos a sustos como este. Es casi inevitable que se produzcan brotes, incluso si el curso general de la pandemia va a mejor. Lo importante será conseguir que no se descontrolen. Y, especialmente, que no lleguen a afectar a los grupos de población que sabemos que son más propensos a enfermar de gravedad si contraen el virus.

Etiquetas