Despliega el menú
Opinión

Opinión

Los rebrotes son el aviso

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 19/06/2020 A LAS 02:00
Beijing (China), 18/06/2020.- A woman wearing a protective face mask rides a scooter during an evening rush hour, in Beijing, China, 18 June 2020. Chinese health authorities said that they received reports of 28 new confirmed COVID-19 cases on 17 June of which 21 cases were reported in Beijing. Authorities gave COVID-19 nucleic acid tests to 356,000 people since 13 June, according to the city's government officials, as the number of new coronavirus cases is continuing to increase in the city. EFE/EPA/ROMAN PILIPEY The new coronavirus outbreak in Beijing
En China preocupa el nuevo brote de covid-19 registrado en Pekín
Roman Pilipey / Efe

Alemania trata de contener los dos brotes de coronavirus surgidos en una planta cárnica y un bloque de edificios en Berlín. Mientras tanto, China declara controlado el detectado en Pekín y ordena mejorar las condiciones sanitarias de los mercados. Estos rebrotes en dos países con potentes sistemas de control y respuesta recuerdan al resto del mundo que no se puede bajar la guardia. También en España, que se prepara para levantar el estado de alarma el próximo domingo, debemos ser conscientes de que hasta que no tengamos la vacuna es imprescindible mantener todas las precauciones.

España ha sido una de las naciones más sacudidas por la covid-19, tanto desde el punto de vista sanitario como del económico. Por ese motivo, en un momento en el que se ha iniciado la reapertura del país y la economía puede comenzar a despegar, las noticias procedentes de China y Alemania, donde han aparecido nuevos focos en los últimos días, deben tener un amplio eco. Brotes de distinta consideración se están dando igualmente en otros lugares donde la enfermedad ya se encontraba bajo control, como la ciudad belga de Lieja o dos hospitales del País Vasco. Sin olvidar que cada día surgen nuevos contagios. De hecho, en Aragón se mantienen activos siete brotes, dos en residencias y cinco en entornos laborales.

La sensación de alivio que supondrá, a partir del próximo fin de semana, el levantamiento de las últimas restricciones a la movilidad no puede llevar a relajar los hábitos de higiene y distanciamiento físico adquiridos durante el confinamiento, además de incorporar otros nuevos, como el uso generalizado de mascarillas. La evidencia que se ha ido imponiendo a partir de la experiencia acumulada es que la prevención de los contagios, así como la detección precoz cuando se producen, es la única garantía disponible para evitar un regreso a las semanas más duras de la pandemia.

Etiquetas