Despliega el menú
Opinión

con dni

Recargar baterías

ACTUALIZADA 30/05/2020 A LAS 02:00
Los coches híbridos combinan dos motores uno de combustión interna y otro eléctrico, alimentado por baterías.
'Recargar baterías'.
Pixabay

Girar la llave justo cuando te lo ordena el ingeniero enviado por la compañía de seguros, ni un segundo antes, ni un segundo después, exige pericia, concentración y valentía serena. Además, una vez encendido el motor, hube de contener la natural euforia porque faltaba lo más difícil, teniendo en cuenta que llevaba dos meses sin subir a un automóvil. Pues bien, mediante intuitivas maniobras de giro y de aproximación, a la izquierda, a la derecha, adelante y atrás, afronté la estrecha rampa en curva del aparcamiento, evitando, conforme a las indicaciones del mencionado profesional, que un descenso abrupto o excesivo de las revoluciones del cigüeñal detuviera la combustión.

Finalmente, logré sacar el coche a la calle, con el fin de que, circulando, recargara la batería. Al principio, el tráfico me dio ansiedad, pero, en cuanto me vi en la Autovía Mudéjar, empecé a disfrutar, pendiente, desde luego, de no emborracharme de libertad vial, no fuera a cometer la grave infracción de cambiar de provincia.

Por esta razón, en la salida de Botorrita emprendí el regreso a Zaragoza. Entonces vi por el retrovisor que el turismo que me seguía hacía lo mismo y se me ocurrió que también estaría recargando la batería. Y tuve el espejismo de que todos los vehículos que veía a mi alrededor deambulaban por la misma razón, como si formáramos, máquinas y personas al volante, real y metafóricamente, un circuito de baterías maltrechas que intentaban recuperarse. La de mi coche no lo logró y en el taller pusieron una nueva. Respecto a la metáfora del asunto, la solución, habiéndola, no será tan fácil.

Etiquetas