Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Tercer Milenio

Opinión

Talento colaborativo contra la covid-19

Por
  • Esther Borao
OPINIÓNACTUALIZADA 27/05/2020 A LAS 02:00
Itainnova y Gobierno Abierto colaboran con Coronamakers Aragón
Itainnova y Gobierno Abierto colaboran con Coronamakers Aragón
Itainnova

Creo que todas las personas tenemos un talento escondido y es la educación, la que debería darnos la posibilidad de descubrirlo. Sin embargo, no siempre ocurre, ya que muchas veces nos quedamos en el blanco o el negro, y no llegamos a apreciar los grises, esa diversidad de la que estamos hechos los humanos. A pesar de ello, una pandemia provocó que ese talento de las personas se transformara en energía y colaboración. Un talento que hemos visto por todas partes estos meses y he tenido el placer de sentir más de cerca en Aragón e Itainnova.

Todo comenzó el jueves 12 de marzo de manera inocente. Desde Itainnova, Paco Rojas me alertaba por la mañana de la necesidad de respiradores en Italia en dos semanas, situación que podría ocurrir aquí tiempo después. Por la tarde, Raúl Olivan me comentaba sobre las necesidades que iban a tener las personas desde sus casas y cómo la sociedad podría ayudar. A la noche un tuit llamaba a creadores, diseñadores, médicos para crear un respirador ‘open source’ cuya comunidad se encontraba en Facebook.

Aquellos hechos provocaron que instintivamente hiciera un grupo de Telegram, ‘Coronavirusmakers’. Una llamada a través de las redes sociales a todos esos ‘makers’ de los que tanto he aprendido y me han acompañado a lo largo de los años. Sin embargo, esa semilla provocó algo más, creó unas buenas raíces y un tallo muy fuerte cuya savia era ayudar a las personas. Simplemente se hizo la magia. En 48 horas había más de 900 personas, en 10 días más de 10.000 y ahora mismo, más de 15.000 personas.

Es cierto que el primer paso para tener la planta es poner la semilla, pero para que crezca hace falta mucho más, hacen falta grandes personas poniendo su tiempo y esfuerzo en la lucha contra el coronavirus. Ahí estaban ellas, no solo en el problema de los respiradores, sino también en otras necesidades como eran la falta de EPI en los hospitales. Y esas personas repartidas en cientos de subgrupos por comunidades son las que salvaron vidas e hicieron que esta historia valga la pena.

Y esta misma magia fue la que acabó impregnando también a Itainnova. Al igual que todos, hemos pasado momentos complicados y llenos de incertidumbre, pero juntos los fuimos superando y no puedo estar más orgullosa del equipo de Itainnova.

La innovación, el conocimiento y la tecnología han tenido en esta crisis un papel fundamental, así que, sin dejar de lado toda la actividad con las empresas, proyectos y el día a día, los equipos se distribuyeron para dar servicio a las necesidades de Aragón y su sociedad.

Desde participar en la adaptación de mascarillas de terapia respiratoria en EPI de protección con nuestros ensayos de hermeticidad, poner en marcha un bot en Telegram para resolver dudas sobre el confinamiento, hasta apoyar a las empresas y clusters en esta dura situación, intentando también que vieran más allá y descubrieran oportunidades.

Pero hubo dos lugares donde la colaboración público-privada y con la sociedad se vio en mayor medida.

Una es con Coronavirusmakers Aragón, uno de esos subgrupos del original que han llegado a fabricar más de 40.000 pantallas y sujetamáscaras. Más de 800 personas en red, empresas donando material e Itainnova y Gobierno Abierto ayudándoles en la coordinación y montaje con voluntarios, hasta llegar a donde más las necesitan.

Y otra en el respirador, y aquí querría destacar la labor de José Manuel Rodríguez coordinando a todas las personas involucradas desde aquel 13 de marzo, ya que fue un mes incesante de dudas, reuniones, análisis técnico, aprendizajes... hasta que culminó en el respirador ideado por el ingeniero Jorge Cubeles en colaboración con la empresa BSH. Donde, además de ayudarles en todas las fases, realizamos los ensayos de ruido y compatibilidad electromagnética (EMC) en nuestra cámara semianecoica.

No hay nada como una pandemia para hacerte dar un paso al frente, que emerja todo el talento y colaboración, y que ayudar esté por encima de cualquier otra cosa. Y desde Itainnova, con el lema 'De esta crisis salimos juntos', seguimos estando ahí dando nuestro apoyo a las empresas y la sociedad aragonesa.

Como dicen mis amigos del respirador ‘open source’ ‘Reespirator’, desde Oviedo: "De personas para personas".

Esther Borao Directora del Instituto Tecnológico de Aragón

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión