Despliega el menú
Opinión

Opinión

Atrapado en sus contradicciones

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 24/05/2020 A LAS 02:00
Pedro Sánchez en su comparecencia este sábado en la Moncloa.
Pedro Sánchez en su comparecencia este sábado en la Moncloa.
EP

Pedro Sánchez responsabiliza al PP de su disparatado pacto con Bildu y, a pesar de la profunda división interna que hay en el Gobierno, se plantea agotar el mandato. No contempla dimisiones por la polémica y relativiza las discrepancias internas. Los populares, por contra, ven la legislatura herida y auguran la quiebra de la coalición gubernamental. Lo cierto es que el presidente sigue atrapado en sus contradicciones: ni le hacía falta el respaldo de la formación abertzale, porque ya tenía asegurados los votos de Ciudadanos, ni tenía por qué desairar a la ministra mejor vista en Bruselas. 

La crisis abierta en la Moncloa por el pacto que el pasado miércoles firmó el PSOE con Unidas Podemos y EH Bildu sobre la derogación de la reforma laboral ha centrado buena parte de la ya habitual rueda de prensa sabatina que ha ofrecido Sánchez y en la que el presidente ha intentado quitar importancia a la polémica que ha suscitado. Ha realizado anuncios relevantes sobre impulsar el turismo para nacionales y extranjeros, aprobar la semana que viene el ingreso mínimo vital, reanudar las grandes competiciones deportivas a partir de la semana del 8 de junio y declarar un luto oficial en memoria de las víctimas de la covid-19. Sin embargo, tanto anuncio no le ha permitido rehuir la polémica. Para intentar escabullirse ha vuelto a arremeter contra el PP por votar en contra de la prórroga, sin querer admitir que ya contaba con los votos suficientes sin el concurso ni del primer partido de la oposición ni de los abertzales.

Sánchez no ha entrado en el fondo del acuerdo, tan oscuro como letal, con Bildu ni tampoco se ha esforzado, como es su obligación, en aclarar la profunda contradicción entre las declaraciones del vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y las de la vicepresidenta Nadia Calviño sobre la derogación «de forma íntegra» de la reforma laboral.

Etiquetas