Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

en nombre propio

Bulos como mulos

Por
  • David Serrano-Dolader
OPINIÓNACTUALIZADA 09/05/2020 A LAS 02:00
El actual reparto de 'Luces de bohemia', que hoy se estrena en el Teatro Principal
'Luces de bohemia'.
TEATRO DEL TEMPLE

Pasarán estos tiempos de condena y las margaritas crecerán en mi bañera. Venceremos a la sombra y nos daremos la paz y la coartada. Arrojaremos al mar nuestras mentiras y la verdad nos hará libres. Se quemarán en el fuego del infierno y el otoño se irá por las rendijas. Callarán los charlatanes y hablarán los mudos y las mudas. Se irán los que se fueron y volverán los que estuvieron. Dolor, congoja, pena, esfuerzo, reincidencia, salud y… ¡ausencia!

Quítate tú para ponerme yo; quítome yo para ponerte tú; quítense ellos y vengan aquellos; quitaos ya y que venga él (solo él); quítese usted, caballero y venga su don dinero. Ping-pong de quitaipón. Ya lo decía mi don Ramón: "El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada".

Si tras esto no viene lo otro, si tras la tempestad no gana la calma, si tras la lluvia ya no escampa… merecemos que nos escupan a la cara; que el barro nos inunde de miseria; que el negro sobrevuele nuestras calvas; que el yo campe altivo sin respeto; que, si tú me dices ven, no deje nada. ¡Pensad, pensad, malditos! Propósito de enmienda y enmienda de los propósitos: dejaré de fumar, me pondré a pintar, aparcaré mi coche, saludaré al vecino, cocinaré sin grasas, me leeré ‘El Quijote’, me abrigaré en invierno, haré pajaritas de papel cuché. Si ya sabes lo que viene y ya viste lo que vino, ¡únete a tu compañero y hagamos juntos camino!

Como diría el loco: no hay mal que cien años dure, ni están todos los que son.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión