Despliega el menú
Opinión

Opinión

Normalizar a ciegas

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 28/04/2020 A LAS 02:00
El ministro de Sanidad llama la atención al 1% de españoles que ha cometido "excesos" o que no han seguido las pautas
El ministro de Sanidad, ayer

El Gobierno presentará hoy su plan para la tan esperada desescalada de las medidas especiales para frenar el contagio de la covid-19. Este plan llega sin contar con datos suficientes por la demora incomprensible en la campaña de test de seroprevalencia. Faltan cifras y faltan test para ‘desconfinar’ con garantías a la población. Estas carencias obligan al Ejecutivo a mejorar su gestión en la aplicación de las medidas para intentar recuperar así la confianza de los ciudadanos, cada día más indignados con los errores y las rectificaciones precipitadas. Si, como parece, la estrategia para empezar a recuperar cierta normalidad pasa por el reforzamiento de la atención primaria, pónganse ya los medios.

Aragón, como otras comunidades, inicia el estudio nacional de seroprevalencia de la infección que permitirá tener una estimación del porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos. Los resultados preliminares, que no llegarán antes de dos semanas, serán claves para adoptar medidas de cara a la fase de desescalada cuando finalice el estado de alarma. El retraso en el inicio del estudio, previsto para hace más de una semana, ha provocado que las primeras medidas para paliar el confinamiento, como el permitir la salida de los niños, se hayan tomado sin conocer la incidencia real de la epidemia. Es necesario seguir tomando estas medidas con seguridad porque la reclusión está produciendo un efecto devastador en la economía y un creciente daño anímico en la sociedad. España está sufriendo un confinamiento singularmente largo y estricto a consecuencia de la falta de previsión de un Ejecutivo que quiso compensar la negligencia inicial con una posterior inflexibilidad. Ahora está a tiempo de recuperar parte del tiempo perdido planificando bien y con coherencia la vuelta a la normalidad de una ciudadanía que ha cumplido con la reclusión de forma ejemplar.

Etiquetas