Despliega el menú
Opinión

Opinión

Preparando la transición

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 27/04/2020 A LAS 02:00
Fernando Simón entrega a Pedro Sánchez el informe de los expertos sobre la desescalada.
Fernando Simón entrega a Pedro Sánchez el informe de los expertos sobre la desescalada.
Borja Puig de la Bellacasa / Efe

Ir restableciendo poco a poco la actividad económica y la vida cotidiana, pero sin que se disparen de nuevo los contagios ha de ser el objetivo del plan de desescalada que se prevé que apruebe mañana el Consejo de Ministros. Una de las claves de su éxito estará en la coordinación entre el Gobierno central y los autonómicos, aspecto en el que ya están surgiendo tensiones. El Gobierno aragonés prepara también su parte, incluyendo medidas económicas.

El sistema sanitario continuará estando en el centro de las preocupaciones durante la próxima fase de la lucha contra el Covid-19. El informe ‘Recomendaciones sanitarias para la estrategia de transición’, en el que los expertos dirigidos por Fernando Simón que asesoran al Gobierno han marcado requisitos para ir levantando el confinamiento, pide que las comunidades autónomas, que gestionan la sanidad, sean capaces de reforzar sus sistemas de atención primaria y hospitalaria, doblando por ejemplo el número de camas de uci de las que disponían antes de la crisis. Un refuerzo que, en parte al menos, ya se ha llevado a cabo, pero que habrá que consolidar como permanente. Se trata, en definitiva, de que si vuelven a aumentar los contagios la sanidad no se vea desbordada. 

En Aragón, el Gobierno autonómico ha preparado también sus propuestas, que serán trasladadas a la conferencia sectorial de sanidad, y que incluyen comenzar la desescalada en municipios pequeños y con poca incidencia de la enfermedad. Lambán pedirá además medidas económicas y prevé modificaciones normativas para facilitar la puesta en marcha de negocios y empresas. La transición a a una relativa normalidad -no será completa seguramente hasta que se disponga de una vacuna- va a necesitar de una gestión política meticulosa y coherente, que se gane la confianza de la ciudadanía y que evite tensiones innecesarias entre los diversos niveles de la Administración. Todo un desafío para los gobernantes.

Etiquetas