Despliega el menú
Opinión

Opinión

Excepcionalidad educativa

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 16/04/2020 A LAS 02:00
Isabel Celaá
Isabel Celaá
Heraldo

El Ministerio de Educación ha acordado con las comunidades autónomas que todos los alumnos de infantil, primaria, secundaria y primero de bachillerato promocionen, que no repitan curso, aunque sea con más de dos asignaturas pendientes. Solo habrá algunas excepciones a esta regla. Se trata de una medida muy excepcional, aunque sea a mitad de un curso trastocado por la emergencia sanitaria. Resulta precipitado establecer ya que casi todos los alumnos vayan a pasar de curso porque proscribe innecesariamente, al menos todavía, la cultura del esfuerzo, del mérito y de la justicia. Había mucho tiempo aún para insistir en la formación digital y en la evaluación presencial, como en otros países europeos.

Está claro que toda la sociedad debe trabajar para que el impacto del coronavirus sea el menor posible, también en la formación de niños y jóvenes. Con ese objetivo, el Gobierno y las CCAA han acordado medidas como la de la promoción generalizada y la posibilidad de abrir los colegios en julio. Los profesores tendrán que decidir la calificación de cada estudiante en base a las notas obtenidas durante los dos primeros trimestres, el periodo en el que las clases fueron presenciales. El consejero aragonés Felipe Faci ha concretado que la nota de los dos primeros trimestres se revisará al alza gracias a la actitud mostrada por el alumnado durante el periodo de actividad lectiva a distancia. Son decisiones que aplican un rasero único a situaciones muy distintas tanto entre niveles educativos (nada tiene que ver un alumno de primero de primaria y otro de primero de bachillerato) como de desequilibrios económicos de cada familia. Hubiese sido más útil aprobar un paquete de medidas adaptado a cada una de las etapas y darse un margen para ver la posibilidad de volver a las aulas y llevar a cabo una evaluación de los conocimientos que los alumnos deben adquirir para su desarrollo personal. 

Etiquetas