Despliega el menú
Opinión

Opinión

Abastecimiento sanitario

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 07/04/2020 A LAS 02:00
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado este lunes en rueda de prensa que los datos que se han conocido hoy de nuevos contagios y de número de fallecidos reafirman al Ejecutivo en el objetivo de esta semana, que es consolidar la ralentización en cuanto a número de nuevos casos.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ayer.

Aragón ha recibido ya la primera partida de 29.900 test rápidos, enviada por el Ministerio de Sanidad. También han llegado 20.000 mascarillas FFP2 y el domingo se recibieron 70.500 quirúrgicas. Poco a poco va distruyéndose material sanitario de primera necesidad que, junto al que se ha aportado de forma privada y el que se está fabricando en la Comunidad, empezará a paliar la inadmisible escasez que todavía sufre el personal sanitario y asistencial que está en primera línea en la lucha contra el coronavirus. Todas las administraciones deben esforzarse por ser mucho más eficaces para ir acabando con los problemas de abastecimiento.

Toda España ha sufrido y aún sufre desabastecimiento de equipamiento básico para afrontar el contagio masivo del coronavirus (test y mascarillas) y para su tratamiento (respiradores). Varias iniciativas públicas y privadas han comenzado a paliar esta carestía. No obstante, resulta inquietante la escasez que aún se está padeciendo en muchos centros hospitalarios, residencias y otras dependencias de atención y detección de posibles infectados. Garantizar el suministro sigue siendo la gran urgencia que hoy tiene el país, a pesar de las declaraciones bienintencionadas del ministro Illa.

Los últimos datos de muertos e infectados parecen apuntar a que la curva comienza a doblarse. Sin embargo, esto no debe llevar a relajarse en el aprovisionamiento de material, sino todo lo contrario. Es imprescindible seguir nutriendo a los hospitales y residencias, y es urgente prever las necesidades del país a corto plazo. El Gobierno, que ahora dice que las mascarillas son necesarias, asegura que estarán en las farmacias cuando termine la cuarentena. Así debe ser y así se le exigirá. El sacrificio que de forma ejemplar están haciendo los ciudadanos con el confinamiento debe ser correspondido con una gestión eficaz de la crisis.

Etiquetas