Despliega el menú
Opinión

Opinión

Saber más para derrotar al virus

ACTUALIZADA 30/03/2020 A LAS 02:00
ILLUSTRATION - 27 March 2020, Schleswig-Holstein, Geesthacht: An employee of the central laboratory of the LADR laboratory network Dr. Kramer and colleagues holds a smear of a molecular biological test for the SARS-CoV-2 virus. The laboratory currently evaluates around 1500 corona tests per day. Photo: Daniel Bockwoldt/dpa27/03/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN [[[EP]]] ILLUSTRATION - 27 March 2020, Schleswig-Holstein, Geesthacht: An employee of the central laboratory of the LADR laboratory network Dr. Kramer and colleagues holds a smear of a molecular biological test for the SARS-CoV-2 virus. The laboratory currently ev
Trabajo con test de detección del Covid-19 en un laboratorio alemán.
EP

Uno de los grandes obstáculos con que nos encontramos en la lucha contra el Covid-19 es que en realidad todavía sabemos muy poco sobre la enfermedad, sobre su desarrollo y sobre el virus que la produce. Caminamos, si no en la total oscuridad, al menos sí en la penumbra. Los ciudadanos, por supuesto. Pero también quienes toman las decisiones tienen que hacerlo, con urgencia, desde luego, pero partiendo de una información muy incompleta. E incluso los expertos carecen aún del conocimiento suficiente para hacer frente a esta enfermedad.

Se trata de un virus nuevo, detectado hace menos de cuatro meses. Y aunque desde entonces está siendo estudiado y seguro que en este momento hay en todo el mundo muchísimos científicos trabajando para descubrir todos sus secretos, los resultados no caerán del cielo. Requieren tiempo. Que es justo lo que no tenemos.

No sabemos, por ejemplo, cómo podría influir la llegada de la primavera y el verano en el curso de la epidemia. Hay indicios de que el calor sería malo para el virus y, por tanto, bueno para nosotros. Y hay expertos que tienen esa esperanza y cálculos matemáticos que alientan esa hipótesis. Pero es solo eso, una hipótesis y una esperanza. Y no podemos fiarnos.

Ni siquiera las cifras oficiales de contagios son firmes. Parece seguro que las personas que han contraído la enfermedad -y que en muchos casos ya la habrán pasado sin gran quebranto- son muchas más que las que se han detectado. Pero ¿cuántas más? También aquí hay cálculos diversos, con modelos matemáticos que en algunos casos multplicarían hasta por veinte los contagios reales respecto a los comprobados.

Saber más, tener mejores datos, sobre el virus, sobre la enfermedad que provoca, sobre la evolución de la epidemia, no resulta fácil en medio del fragor de la batalla, pero es también un aspecto fundamental para vencer al Covid-19.

Etiquetas