Despliega el menú
Opinión

Opinión

Prolongar el estado de alarma

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 23/03/2020 A LAS 02:00
Pedro Sánchez durante la reunión que ha mantenido por videoconferencia con los presidentes autonómicos este domingo.
Pedro Sánchez durante la reunión que ha mantenido por videoconferencia con los presidentes autonómicos este domingo.
EFE

El estado de alarma se extenderá, al menos, quince días más, hasta el 11 de abril. Es lo que ha anunciado Pedro Sánchez, después de reunirse por videoconferencia con los presidentes autonómicos. Aunque no tiene mucho sentido la concatenación de largas comparecencias en televisión del presidente del Gobierno (sábado noche y mediodía del domingo), sí que lo tiene el alargamiento del estado de alarma. El número de contagios y muertes crece aceleradamente y, además, hubiera sido muy arriesgado levantar el confinamiento justo antes del periodo vacacional de Semana Santa.

El Ejecutivo amplía el periodo de aislamiento social de los 47,1 millones de españoles por el coronavirus y anuncia más medidas, como que las comunidades autónomas dispondrán de las residencias privadas de mayores. Los datos confirman la necesidad de hacerlo puesto que los centros de mayores son uno de los principales focos de contagio y ellos son uno de los colectivos más vulnerable. Además, se restringen los vuelos fuera del espacio Schengen y se refuerzan las actividades de las Fuerzas Armadas con misiones de traslado de los enfermos que lo requieran, por vía terrestre o aérea, y de vigilancia de infraestructuras críticas. Es necesario liberar a más agentes de la Guardia Civil y de las policías para realizar otras tareas.

El Gobierno facilitará también recursos para que los ayuntamientos puedan distribuir bienes de primera necesidad en los domicilios de los ancianos y establecerá una reserva estratégica de material sanitario para luchar contra la pandemia. Es imprescindible adelantarse a las necesidades que la multiplicación de los contagios está generando. Hoy más que nunca urge la coordinación, el aprovisionamiento de mascarillas y material sanitario, la reorganización constante de los medios humanos para ser más eficaces y la mejora inmediata de los protocolos de logística. No hay tiempo que perder.

Etiquetas