Despliega el menú
Opinión

Opinión

Prioridad al sector primario

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 11/03/2020 A LAS 02:00
Tractorada Zaragoza 10 de marzo 2020
Tractorada Zaragoza
Camino Ivars

Más de 1.200 tractores han ‘ocupado’ Zaragoza para reclamar precios justos para los productos de la agricultura y la ganadería. La movilización ha sido calificada de «histórica» por las organizaciones convocantes. Y algo de histórico, efectivamente, tienen las imágenes del centro de la capital lleno de maquinaria. Los trabajadores del medio rural hacen visibles las dificultades para su supervivencia en un contexto de cierto consenso social en que la situación del campo requiere atención inmediata. Todas las administraciones, desde Madrid a Bruselas, deben dar respuestas concretas y eficaces.

Aragón fue ayer epicentro nacional y europeo de las justificadas reivindicaciones que el sector primario está llevando a cabo. De hecho, es una de las primeras Comunidades que vuelven a salir a las calles después del decreto ley aprobado por el Ministerio de Agricultura, el 25 de febrero, sobre la venta a pérdidas. La medida gubernamental es insuficiente porque sigue dejando indefenso al primer eslabón de la cadena, el agricultor. No es admisible que el campo esté vendiendo productos a pérdidas, porque es ilegal y distorsiona las reglas de cualquier mercado. Dentro del marco del libre comercio, hay que impedir estas prácticas, así como la competencia desleal con productos importados sin las debidas garantías. El Gobierno no puede regular los precios, pero sí ejercer presión para evitar que los precios sean menores que el coste de producción.

La otra respuesta urgente que el campo debe recibir es una reforma de la Política Agraria Común que asegure su viabilidad. El Ejecutivo debe buscar acuerdos con otros socios europeos para neutralizar la propuesta de recortar en un 14% los fondos de la PAC en los nuevos presupuestos de la UE. Al fin y al cabo, no hay que olvidar que el sector primario es el que satisface una de las necesidades fundamentales de los ciudadanos, los alimentos.

Etiquetas