Despliega el menú
Opinión

con dni

Querido Marcelino

ACTUALIZADA 03/03/2020 A LAS 02:00
Retrato del payaso Marcelino.
Retrato del payaso Marcelino.
DPH

Si pudiera escribir una carta al payaso Marcelino Orbés le preguntaría por qué llegó tan alto en el mundo del Circo en el Hippodrome de Londres y de Nueva York a principios del siglo XX y acabó pegándose un tiro aquel 5 de noviembre de 1927 en el Hotel Mansfield de Manhattan, cuando ya había conocido la fama. Le diría que por qué no presumía de ser jacetano y aragonés, porque casi lo escondía y si supo que en su entierro unos cuantos payasos como Charles Chaplin, que lo apreciaban, le llevaron flores para desearle lo mejor en la otra vida. Ah, me gustaría decirle que su biografía oculta (su muerte fue portada en ‘The New York Times’ y el ‘Washington Post’) fue descubierta por un colega que trabaja en HERALDO, Mariano García Cantarero, quien volcó su investigación modélica para el periodismo en el libro ‘Marcelino el mejor payaso del mundo’ (Mira Editores). Y hoy sabemos que ese trabajo va a saltar al cine (ese mundo que le trastocó sus noches teatrales y circenses) en una película docuficción dirigida por Germán Roda, en la que el actor Pepe Viyuela lo protagoniza y, encima, la ha seleccionado el Festival de Málaga.

Unos 115 años después de tu muerte, Marcelino, tus paisanos te rendiremos un homenaje este mes en los cines de Zaragoza cuando se estrene el próximo día 18 (en Madrid el 19 y en Barcelona el 20), con un retraso debido a tu manera de vivir y a la nuestra de seguirte. Tengo muchas ganas de conocerte en la pantalla, donde tu admirador Charlot algo contó en ‘Candilejas’. Allá donde pares, espero recordar que payasos como tú erais un símbolo para los niños, una función vital: reír y llorar.

Etiquetas