Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Patrimonio

Por
  • Isabel Soria
ACTUALIZADA 12/02/2020 A LAS 02:00
Iglesia de Santa Ana.
Iglesia de Santa Ana de Mainar.
HA

El patrimonio cultural de una comunidad es un concepto muy amplio que abarca lo tangible y lo intangible. Es patrimonio una fiesta, una tradición, los modos de expresión de nuestros antepasados, sus lugares, sus paisajes y las huellas de sus formas de vida y de trabajo. Las leyes contemplan diferentes grados de protección al patrimonio y son los BIC –bienes de interés cultural– aquellos bienes cuya singularidad, relevancia e importancia son los que tienen una protección máxima. En Zaragoza existen declarados 1.298 BIC. 737 en Huesca y 517 en Teruel. Sumo: 2.552

Si excluimos aquellos que se ubican en las tres capitales de provincia quedan 2.290. ¡2.290! Lo que me hace pensar en una cuestión. ¿Por qué la mayoría de las teorías acerca del desarrollo a través de la cultura y de la revitalización del patrimonio se asientan y se centran en las ciudades? ¿Por qué no nos ponemos a pensar en cómo gestionar y divulgar nuestro patrimonio en áreas rurales habida cuenta de que la mayoría de la riqueza patrimonial está en el territorio? Todos tenemos raíces en el medio rural.

Diferentes líneas me unen a Mainar y Ejulve y Obón. A éstas, se suman Torrellas y Los Fayos por parte de padre a los de mis hijos. Estudiemos, exploremos y pensemos en cómo dar a conocer y revitalizar nuestro maravilloso patrimonio rural. Ya en su día se creó con la idea de dejar algo para la posteridad, teniendo presente la idea de legado. Y patrimonio es pasado pero también futuro, ya que las leyes ratifican que es nuestra obligación cuidarlo para que puedan disfrutarlo las generaciones venideras.

Etiquetas