Despliega el menú
Opinión

Opinión

Expectativas menguantes

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 12/02/2020 A LAS 02:00
Rueda de prensa del Consejo de Ministros
Rueda de prensa del Consejo de Ministros
Efe

El Gobierno ha rebajado la previsión de crecimiento económico por la ralentización de la actividad. El nuevo cuadro macroeconómico contempla una subida del PIB del 1,6% para este año, dos décimas menos de lo previsto hasta ahora. También flexibiliza la senda de déficit que había trazado hace solo cuatro meses, cuando remitió a Bruselas el Plan Presupuestario de 2020. Menos ingresos y más gastos suponen eternizar los desequilibrios de la economía española e incrementar una ya muy pesada herencia para las próximas generaciones

El Consejo de Ministros ha aprobado la nueva senda de estabilidad presupuestaria para el periodo 2020-2023, que recoge unos objetivos de déficit y deuda pública menos exigentes, así como el nuevo cuadro macroeconómico sobre el que se elaborará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año. A grandes rasgos responde a las necesidades del nuevo Gobierno de coalición PSOE-Podemos: negociación de unos Presupuestos expansivos que satisfagan sus promesas y las exigencias de los partidos que apoyaron la investidura, y cumplimiento de los compromisos adquiridos con Bruselas. Son unos objetivos demasiado ambiciosos para una coyuntura de desaceleración económica, que el propio Ejecutivo reconoce.

El saneamiento de las cuentas públicas, aunque necesario a medio plazo, no debe poner en peligro el crecimiento y la creación de empleo a corto. Pero el problema de Pedro Sánchez es que necesita la aquiescencia de la UE y en Bruselas dudan de su palabra porque ha incumplido sistemáticamente los objetivos que él mismo se había fijado, a pesar del buen comportamiento de la economía española y de los bajos tipos de interés. A este respecto, está claro que España no debe volver a la tutela europea del déficit excesivo. La política social que pretende aplicar el nuevo Gobierno, tan legítima como la que aplicó el de Rajoy, no debe basarse en gastar más sino en gastar mejor. 

Etiquetas