Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Redes europeas

Por
  • Yolanda Gamarra
ACTUALIZADA 29/01/2020 A LAS 02:00
Opinión
'Redes europeas'
Pixabay

Las infraestructuras de transportes, telecomunicaciones y energía han facilitado la conectividad entre territorios. El desarrollo de infraestructuras de red contribuye a la culminación del Mercado Interior (art. 26 del TFUE), así como a cohesionar económica, social y territorialmente el conjunto de la Unión (art. 174 del TFUE). Las instituciones de la UE no han dejado de trabajar en cohesionar el territorio, no obstante, el margen de mejora es todavía amplio. De los años 60 datan las primeras iniciativas de la Comisión Europea en el ámbito del transporte, si bien fue a finales de los 80 cuando planteó un plan de acción de carácter plurianual. En el TUE (1992) se incorporó una política común en materia de transportes. Con posterioridad, la competencia compartida en materia de redes se extendió al sector de las telecomunicaciones y la energía. En el Tratado de Lisboa (2007), las redes transeuropeas quedan reguladas. Al ser una competencia compartida, el desarrollo y ejecución de una determinada red transeuropea queda condicionado a las prioridades que establezca cada Estado miembro, al mismo tiempo que una política de infraestructuras queda en parte limitada por las decisiones de la Comisión con los efectos que la misma pueda provocar en caso de ser incluida como actuación prioritaria y asignarle la consiguiente financiación de la Unión. Sea como fuere, la vertebración del territorio europeo será una realidad cuando esté interconectado el conjunto de redes nacionales. Hasta entonces, apostemos por una política eficaz que permita la interconexión de España con las redes europeas.

Etiquetas