Despliega el menú
Opinión

Opinión

La inhabilitación de Torra

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 24/01/2020 A LAS 02:00
Joaquim Torra en el Parlamento catalán.
Joaquim Torra en el Parlamento catalán.
Quique García / Efe

La obcecación de los independentistas en el desacato a las decisiones de los tribunales ha terminado situando la presidencia de la Generalitat en un cruce de procedimientos judiciales que se presta a la confusión. A pesar de que el Supremo ha confirmado provisionalmente la inhabilitación de Torra, el ‘president’ parece dispuesto a seguir ejerciendo su cargo, lo que sitúa a Pedro Sánchez, que se reunirá#próximamente con él, en una situación comprometida.

Si algo parece claro es que, en este momento, Joaquim Torra no es diputado del Parlamento catalán. La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo rechazó ayer suspender, como pedía Torra, la inhabilitación pronunciada por la Junta Electoral (JEC). La misma Sala deberá todavía resolver si la JEC estaba o no facultada para decidir esa inhabilitación, pero entre tanto Torra no puede ejercer como diputado. Ahora bien, la inhabilitación de la JEC no alcanza directamente al desempeño de la presidencia de la Generalitat. Si bien el Estatuto de autonomía establece que el ‘president’ «es elegido» entre los miembros del Parlamento, cabría interpretar, como hacen los independentistas y también hizo ayer la ministra Margarita Robles, que ese precepto se refiere solo al momento de la elección; aunque parece más lógico considerar que la inhabilitación como diputado comporta la pérdida de la condición de ‘president’. 

La continuidad de Torra en el cargo, en espera de la sentencia definitiva de la Sala de lo Penal del Supremo sobre su condena por desobediencia, crea en cualquier caso una situación problemática y casi absurda. De un lado, se puede generar inseguridad jurídica respecto a las decisiones que lleven la firma de Torra. Y políticamente, la situación se presta a un nuevo desafío del separatismo al Estado de derecho. Además, debiera obligar a Pedro Sánchez a reconsiderar la conveniencia de su prevista reunión con Torra, pues podría estar dando alas a un ‘president’ ilegítimo.

Etiquetas