Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Pornopolítica

Por
  • Jorge Sanz Barajas
ACTUALIZADA 14/01/2020 A LAS 02:00
Sánchez aclamado por la bancada socialista y de Podemos.
Sánchez aclamado por la bancada socialista y de Podemos.
EFE

El Profesor Perplejo explica cómo funciona en los humanos la ‘Hipótesis del Desafío’: ante la posibilidad del apareamiento, el comportamiento reproductivo del macho monógamo se vuelve hostil: aumentan los niveles de testosterona y se altera el umbral de agresividad. Su comunicación se empobrece, ningún riesgo es temerario porque rige la ley del más fuerte, grita, maltrata, cosifica tanto a la ‘hembra’ como a sus competidores e incluso legitima cualquier acción que le facilite el objetivo: vale acosar, amenazar, agredir, mentir o violar la intimidad. En el desafío, la ‘hembra’ se reduce a un lugar donde depositar su energía, una enseña de su poder, un emblema donde grabar a fuego su dominio. Entre los humanos, este comportamiento sonroja, pero la vergüenza es solo para los débiles: el macho aduce que la sociedad es así, solo el más fuerte sobrevive. El nivel espiritual, el emocional o el mental importan una hez ante la exhibición física. Arrumbado en un rincón, el avergonzado espectador prefiere no hablar del tema, no quiere discutir porque tiene miedo, se sumerge en un medroso silencio, asume para sí el oprobio que debería sentir el violento y eso le conturba. Pero es una lección biológica: el perdedor que se resiste, resta cifras a su supervivencia. Mientras tanto, el ganador exhibe sus disuasorios pectorales.

Una joven levanta la mano: "Hablamos de la pornografía, ¿verdad?". Pero el profe corrige: "No, hija: hablaba del debate de investidura, pero tal para cual".

Etiquetas