Despliega el menú
Opinión

Opinión

Sánchez tiene ya hilvanados los retazos

OPINIÓNACTUALIZADA 31/12/2019 A LAS 02:00
Spain's acting Prime Minister Pedro Sanchez and Unidas Podemos (Together We Can) leader Pablo Iglesias shake hands as they present their coalition agreement at Spain's Parliament in Madrid, Spain, December 30, 2019. REUTERS/Susana Vera [[[REUTERS VOCENTO]]] SPAIN-POLITICS/
Sánchez (d) e Iglesias presentaron ayer su acuerdo de gobierno, pero ni concretaron su contenido ni invitaron a los periodistas.
Susana Vera / Reuters

A veces el destino, igual que el genio de la lámpara maravillosa, nos castiga concediéndonos lo que deseábamos. Y eso es lo que está a punto de ocurrirnos en cuanto comience el año. ¿No queriáis gobierno? ¡Pues lo vais a tener! Ahora bien, será un gobierno que producirá espanto al menos a la mitad de los españoles, si no es a la mayoría, incluidos muchos votantes del PSOE. Sánchez tiene ya hilvanados los retazos de su criatura política, que nacerá en los próximos días. No es el gobierno que el todavía presidente en funciones deseaba. A Sánchez le hubiera gustado repetir el estilo portugués: que todas las izquierdas apoyasen su investidura pero sin pedirle nada a cambio. No le salió bien después de abril, así que volvimos a votar y todavía le salió peor. Al final, el socialista no solo ha tenido que tragarse la presencia de Podemos en su Consejo de Ministros, sino que le ha entregado la vicepresidencia a su enemigo del alma, Pablo Iglesias. Y por supuesto, no ha tenido empacho en pactar con una ERC que, al menos en su retórica, sigue subida al monte del desacato a la Constitución. E incluso ha negociado con los herederos de ETA. Todo vale para conservar el sillón de la Moncloa. Los españoles pedíamos un gobierno y los Reyes Magos nos lo van a traer. Pero el regalito aportará más inquietud que sosiego.

Etiquetas