Despliega el menú
Opinión

Opinión

Otro año frustrante para los españoles

OPINIÓNACTUALIZADA 23/12/2019 A LAS 02:00
Hemos ido tres veces a las urnas pero no hemos avanzado en la resolución de los problemas.
Hemos ido tres veces a las urnas pero no hemos avanzado en la resolución de los problemas.
HERALDO

Nos acercamos al final de un año que seguramente para la mayoría de los españoles ha vuelto a resultar frustrante en el aspecto político. Hemos acudido a votar en tres ocasiones, pero no hemos avanzado ni un solo paso en el camino. Los problemas y los desafíos de mayor alcance a los que tenemos que hacer frente siguen hoy, más o menos, en el mismo punto en que estaban hace doce meses. Si acaso, las cosas han ido a peor, porque en un mundo que se precipita hacia cambios acelerados el tiempo corre en nuestra contra. España sigue sin encontrar entre sus dirigentes políticos ni la madera de los hombres de Estado ni la capacidad de aunar voluntades que caracteriza a quienes tienen el talento de los líderes. En comparación con el escenario nacional, el gobierno cuatripartito tejido por Lambán en Aragón tiene el atractivo de un pequeño oasis, aunque habrá que ver si no se queda en espejismo. Quizás lo mejor del año, en este terreno de la gestión de los asuntos colectivos, es comprobar que el virus disolvente que afecta a la clase política no ha alcanzado a la gente corriente. La sociedad, salvo pocos momentos y lugares concretos, continúa funcionando con normalidad, las personas trabajan y colaboran prescindiendo de distingos y de inquinas. En estos días que invitan a ver antes las luces que las sombras, quedémonos con eso.

Etiquetas