Despliega el menú
Opinión

página 2

Líneas rojas

ACTUALIZADA 05/12/2019 A LAS 02:00
El presidente Pedro Sánchez se encuentra en plenas negociaciones con los independentistas para lograr su apoyo o abstención para la investidura
El presidente Pedro Sánchez se encuentra en plenas negociaciones con los independentistas para lograr su apoyo o abstención para la investidura
Efe

En tiempos de incertidumbre, con ocho meses de bloqueo institucional y los que vendrán, parece que está de moda pasear sobre el alambre, en una suerte de equilibrio inestable, con vaivenes a derecha e izquierda que nos conducirán, si nada lo remedia, al fondo del abismo. El centro, el camino seguro, se desdeña, y crece el peligro de traspasar unas líneas rojas que llevarán al país a un punto de difícil retorno.

Con tres escaños y 800.000 votos menos, el PSOE de Pedro Sánchez mantiene su empeño en buscar el apoyo de los independentistas para gobernar en coalición con Unidas Podemos, o al menos para intentarlo. Porque esa inestabilidad de la que los socialistas querían huir al repetir las elecciones estará garantizada si los separatistas condicionan el mandato.

De poco sirve que barones díscolos como el aragonés Javier Lambán alcen la voz de alarma, más en casa que en Ferraz, porque sus reivindicaciones se pierden entre tanto ruido. Pues mientras unos intentan diluir en términos difusos como violencia intrafamiliar los crímenes machistas, que se han cobrado la vida de una treintena de mujeres en Aragón en quince años, otros asumen su condición de diputados de un Estado del que reniegan "por imperativo legal" o recordando a "presos políticos". Y traspasan líneas rojas que no deberían permitirles cruzar.

Etiquetas