Despliega el menú
Opinión

la firma

Una nueva economía europea

Por
  • Carlos Martínez Mongay
ACTUALIZADA 29/11/2019 A LAS 02:00
Una nueva economía europea
Una nueva economía europea
Pixabay

Los ciudadanos no están al servicio de la economía. Debe ser la economía la que sirva a los ciudadanos". Este mensaje, lanzado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su discurso ante el Parlamento Europeo de julio de este año, puede parecer una obviedad, fácil de compartir por casi todo el mundo, pero, de hecho, encierra la esencia de la economía social de mercado, signo distintivo de la UE. Es esta una economía inclusiva y equitativa. Una economía en la que mercados abiertos y competitivos, que sirven a 500 millones de consumidores de alto nivel de renta, ofrecen oportunidades únicas a la innovación y al desarrollo empresarial.

Una economía sirve al ciudadano cuando sus instituciones y poderes públicos apoyan al trabajador antes del mercado, en el mercado y después del mercado. Antes del mercado, ofreciendo a los jóvenes una educación de calidad, que les permita acumular capital humano –el mejor activo posible para entrar en el mercado de trabajo–, y proporcionando a los ciudadanos una sanidad que permita desarrollar y mantener ese capital humano. En el mercado, garantizando que su trabajo se retribuya adecuadamente, estableciendo un salario mínimo que evite la pobreza en el trabajo. Una economía inclusiva protege a aquellos que pierden su empleo y les proporciona apoyo pasivo –un seguro de desempleo– y un apoyo activo –formación profesional permanente que les permita transitar de un empleo a otro–. Después del mercado, estableciendo los mecanismos redistribuidos que garanticen unas pensiones adecuadas.

Las iniciativas enumeradas por Von der Leyen, en especial un Sistema Europeo de Reaseguro de Desempleo, triplicar el presupuesto de Erasmus+ o una Garantía Infantil que evite que la pobreza pase del niño al adulto, reforzarán estos principios de la economía social de mercado.

Pero la economía sirve al ciudadano sirviendo también a sus empresas. En particular a las pequeñas y medianas empresas que son, como sabemos muy bien en Aragón, la columna vertebral del tejido productivo europeo. Servir a las pymes significa potenciar su flexibilidad y su capacidad innovadora y emprendedora. La presidenta presentará una estrategia para las pymes que potencie su capacidad innovadora, reduciendo el papeleo y facilitando su acceso al mercado, incluyendo el de capitales.

La Unión debe explotar al máximo las ventajas que ofrece la moneda única. Debemos completar la Unión de Mercados de Capitales, la Unión Bancaria y la Unión Económica y Monetaria, incluyendo, ineludiblemente, un fondo de garantía de depósitos europeo y un presupuesto para la eurozona. Ello reforzará el papel internacional del euro.

Una economía al servicio del ciudadano es una economía, en fin, que facilita una transición climática justa. Esto exige inversiones, también en formación, financiadas con recursos proporcionados por el conjunto de la economía, incluyendo las multinacionales, que se aprovechan de nuestro capital humano, infraestructuras, sistemas educativos y de investigación, y que deben contribuir a financiarlos. Debemos reformar los sistemas impositivos para que se compartan las cargas allí donde se obtienen las rentas y los beneficios.

Estas políticas permitirán ahuyentar el fantasma de la llamada economía del 1%, en la que la producción y los precios crecen al 1%, mientras que el 1% más rico de la población concentra una proporción creciente de la renta y la riqueza, especialmente en el marco de la actual desaceleración. En el corto plazo, sería necesaria una coordinación estrecha de las políticas fiscales a fin de apoyar el papel de la política monetaria. Los Estados miembros con bajo nivel de deuda deberían aumentar la inversión. Los países con alto endeudamiento deberían esforzarse en reducirlo prudente pero firmemente. El resultado sería una política fiscal agregada de la eurozona consistente con los retos a los que nos enfrentamos. 

Etiquetas