Despliega el menú
Opinión

Opinión

Contra la violencia machista

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 25/11/2019 A LAS 02:00
Una concentración contra la violencia de género en Zaragoza en mayo de 2019.
Una concentración contra la violencia de género en Zaragoza en mayo de 2019.
Guillermo Mestre

Reivindicación y concienciación marcarán hoy en Aragón los diversos actos con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. La sociedad española no puede retroceder en el camino emprendido para erradicar esta lacra; al contrario, es necesario ser conscientes de que queda mucho por hacer y de que la lucha contra la violencia machista tiene que ir en paralelo con el avance hacia la igualdad real entre mujeres y hombres.

Desde la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género, en España se ha ido avanzando tanto en la sanción a los agresores como en la protección de las víctimas; y, quizá especialmente, en la toma de conciencia por parte de la sociedad de que las agresiones contra las mujeres son en toda circunstancia intolerables. Pero estamos muy lejos todavía de erradicar un fenómeno deplorable, que continúa causando un injustificado sufrimiento. Siguen produciéndose muertes de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, y el número de agresiones machistas de todo tipo sigue siendo vergonzoso: 2.985 casos en Aragón este año hasta el mes de agosto. Hay mucho que mejorar, desde luego, en los procedimientos de atención, protección y recuperación de las víctimas, que en ocasiones pasan por un auténtico calvario aun después de presentar la denuncia. Y hay mucho que hacer también para convencer a todos los sectores de que estamos ante un problema, una auténtica enfermedad social, que hunde sus raíces en la discriminación por razón de sexo y que debe ser abordado también con un cambio profundo de las actitudes y de las relaciones. Esto no significa que haya que rehuir ni las críticas razonadas a las políticas concretas de igualdad ni los debates que puedan plantearse. Al contrario, en el debate pueden y deben aclararse ideas y defender principios. Pero el objetivo debe estar claro: hay que combatir eficazmente la violencia de género y sus causas.

Etiquetas