Despliega el menú
Opinión

Opinión

América Latina grita y se revuelve

Por
  • Esperanza Pamplona
ACTUALIZADA 23/11/2019 A LAS 02:00
Protestas en La Paz (Bolivia).
Protestas en La Paz (Bolivia).
Efe

Parte de América Latina se ha echado a la calle para luchar contra la inseguridad social, la corrupción y la desigualdad. Ayer en las calles de Bolivia había ataúdes abandonados con sus cadáveres dentro, porque los cortejos fúnebres fueron disueltos de forma violenta por la policía. En Chile los manifestantes vuelven llorando sangre porque han perdido algún ojo en los disturbios. Lo que empezó con protestas por la subida del precio del billete de metro ha terminado en una revuelta popular que cuestiona al gobierno y en el fondo, al sistema. En Ecuador, la subida del precio de la gasolina, que afectaba sobre todo a las comunidades indígenas, ha degenerado en una batalla simbólica pero no exenta de violencia y excesos policiales. También en Haití miles de personas han salido a la calle para pedir la dimisión del presidente Jovenel Moïse, porque consideran que es incapaz de conducir el país. Y en Perú, las protestas cuestionan la insólita decisión del presidente Vizcarra de disolver el Congreso.

No es otra primavera árabe. América Latina tiene libertad pero pide igualdad y el fin de la precariedad social y la corrupción. A Europa no le importa y a España, menos, pero conviene observar que las democracias se sustentan sobre la dignidad con la que viven sus ciudadanos.

Etiquetas