Despliega el menú
Opinión

Opinión

Votar

Por
  • Javier Sebastián
ACTUALIZADA 11/11/2019 A LAS 02:00
Llevamos unas cuantas elecciones en los últimos tiempos.
Llevamos unas cuantas elecciones en los últimos tiempos.
Biel Aliño / Efe

Me gusta votar. Por mí, hoy mismo volvería a votar otra vez. Votan las monjas, los submarinistas, las cantantes, los actores porno, los árbitros, las pelirrojas, los toreros. La gente se muestra tan civilizada. Bueno, no todos, ya saben a los que me refiero. Es emocionante asistir al recuento de votos frente al televisor. Haces apuestas, te preparas unas olivas. Y eso que, entre unas elecciones y otras, llevamos unas cuantas estos últimos tiempos. No diré que estoy cansado, qué va. Ya he dicho que me pasaría el día votando. Pero es que esta vez había cierto olor a rechufla. 

Donde haya una urna o pidan levantar la mano, allí estoy yo. Y es que, además de en cada elección, voto en la comunidad de vecinos, en el claustro de profesores, en algún que otro comité de lectura, en una asamblea a la que asisto a veces. Así que entre una votación y otra apenas tengo tiempo de saber lo que voto. Al final en las próximas elecciones voy a acabar votando a favor de una derrama para pintar la escalera; en las del claustro, que salga de presidente Barack Obama; en la reunión de vecinos, publicar un librito de homenaje al escritor Julián Ayesta; en las del comité de lectura, pedir el cierre de las nucleares. Y en la asamblea, a saber qué votaré. En cualquier caso, nada que no pueda remediarse votando una y otra vez. Porque sí, me gusta votar. ¿Cuándo repetimos?

Javier Sebastián es escritor

Etiquetas