Despliega el menú
Opinión

Opinión

Levantar las persianas

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 02/11/2019 A LAS 02:00
En Zaragoza, demasiados negocios han tenido que bajar la persiana definitivamente.
En Zaragoza, demasiados negocios han tenido que bajar la persiana definitivamente.
Toni Galán / HERALDO

La existencia en Zaragoza de numerosos locales comerciales vacíos, y a veces semiabandonados, supone un problema no solo económico, sino también estético, de seguridad y, en definitiva, urbanístico. En los últimos años ha habido algunas iniciativas municipales para paliar estas situaciones, pero es razonable que el Ayuntamiento se plantee el diseño de una estrategia global, que deberá ser necesariamente consensuada, para favorecer la reapertura de esos espacios, que sería una forma de devolver vitalidad a muchas calles .

Resultará, de entrada, positivo que el Ayuntamiento cree una comisión en la que se puedan plantear ideas y en la que participen las fuerzas políticas, pero también las asociaciones de comerciantes y de vecinos, e incluso comunidades de propietarios, que están interesadas y pueden verse afectadas. El acuerdo político y social será garantía para crear una estrategia eficaz que impulse la reapertura de locales. El Consistorio puede aligerar de manera significativa las cargas burocráticas y fiscales que supone el establecimiento de un negocio, especialmente en zonas donde el cierre de locales ha sido casi masivo. Y también puede preparar la normativa para facilitar el cambio de usos, pensando en la instalación de servicios no meramente comerciales. La conversión de locales en viviendas es asimismo una posibilidad, aunque es un punto en el que el consenso y un ajuste impecable a la legalidad son especialmente necesarios. 

En todo caso, hay que ser conscientes de que una estrategia para favorecer las reaperturas tiene mucho que ver con el estado general de las propias calles. Pocos empresarios se arriesgarán a levantar la persiana en calles degradadas, con aceras intransitables y sucias. Mejorar el estado y el aspecto que la ciudad presenta en muchas de sus vías es una tarea pendiente del Ayuntamiento y sin duda también contribuirá a hacerlas más atractivas para la instalación de toda clase de negocios.

Etiquetas