Despliega el menú
Opinión

Opinión

Frente a la manipulación

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 30/10/2019 A LAS 02:00
El consejo asesor, en su reunión de este martes en el Pignatelli
El consejo asesor, en su reunión de este martes en el Pignatelli
Gobierno de Aragón

La DGA lanza un plan de acción para hacer frente a las tergiversaciones históricas que surgen desde Cataluña. La iniciativa incrementará la formación del profesorado, introducirá la historia de Aragón de manera transversal en el currículo educativo y expondrá, a través de una página web, los errores intencionados que se detecten en publicaciones y materiales digitales. Los nacionalismos siempre han necesitado rotundos hechos fundacionales para asentar sus posiciones políticas, pero el rigor histórico, basado en ciencia y datos, está para desmontarlos y denunciarlos.

El sector independentista de Cataluña ha recurrido a todas las herramientas a su alcance para conseguir su objetivo rupturista, aunque esté fuera de la ley. Una de estas palancas, acaso la más clásica, es la de manipular la historia, simplificarla y convertirla en un relato maniqueo. Sin ningún pudor ni responsabilidad, Torra y sus seguidores han decidido explotar conflictos imaginarios entre una supuesta ‘España explotadora’ y una Cataluña perennemente victimizada. Así no lograrán la autodeterminación, que ningún ordenamiento jurídico democrático contempla para una región o comunidad autónoma, pero sí han conseguido disimular su mala gestión pública, sus políticas de recortes y sus corruptelas.

El falseamiento de la historia para diseñarla a la medida de sus delirios de grandeza ha sido práctica corriente del nacionalismo en Cataluña. Los condes se convierten en reyes y la confederación catalano-aragonesa sustituye a la Corona de Aragón en una revisión falsa e insidiosa. Por ello, hay que saludar el empeño de la DGA y de numerosos profesionales de la historia en recuperar el máximo rigor científico. Así se evidenció ayer en la primera reunión de la legislatura del Consejo asesor para la enseñanza de la historia. Es obligación de los profesionales abordar el debate y arrojar luz.

Etiquetas