Despliega el menú
Opinión

Opinión

Salones de apuestas

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 29/10/2019 A LAS 12:13
Casa de apuestas de Sportium / 27-04-2011 / Foto: Maite Santonja
Inauguración de la primera casa de apuestas deportivas de Aragón, el 27 de abril de 2011.
Maite Santonja

En el último lustro, la presencia de casas de apuestas se ha multiplicado en Zaragoza y en un buen número de localidades de Aragón. Ya son 143 los locales. En algunas ciudades y autonomías de España se les está empezando a poner coto, pero ni en la capital aragonesa ni en el resto de la Comunidad hay casi ninguna limitación. Estos negocios y las apuestas ‘online’ están generando, sobre todo entre los jóvenes, un problema de adicción. Urge, pues, la adopción de medidas, empezando por una regulación más restrictiva.

Han proliferado en todos los barrios de las ciudades. Las casas de apuestas son cada día más abundantes y, ya desde hace varios años, son un problema de primer orden, según denuncian los expertos en ludopatías. En Aragón no hay todavía limitaciones para su instalación, excepto los 300 metros que desde 2015 tienen que separar a los salones entre sí. En otros rincones de España sí que se han adoptado ya medidas: el Ayuntamiento de Barcelona decidió la semana pasada prohibir la apertura de nuevos locales, y en otras ciudades tienen que estar a una distancia mínima de los colegios. No obstante, la gravedad del problema ya se siente en Zaragoza, donde hoy mismo se ha convocado la primera concentración para pedir que se limite su actividad.

Las apuestas deportivas, tanto en los salones como ‘online’, tienen riesgos para la salud porque pueden generar una adicción que atrapa, sobre todo, a gente cada vez más joven. Por lo tanto, aunque son un negocio lícito, tienen que estar sometidas a una regulación especial, estricta en la exigencia de las condiciones en las que deben funcionar y severa en cuanto a las sanciones aplicables en casos de incumplimiento. Para empezar, las casas de juego no pueden estar en las proximidades de los colegios y deben ser cerradas en cuanto se detecte en su interior la presencia de menores.

Etiquetas