Despliega el menú
Opinión

Opinión

A cada ‘president’, su referéndum

ACTUALIZADA 18/10/2019 A LAS 02:00
Joaquim Torra, durante su intervención de ayer en el Parlamento catalán.
Joaquim Torra, durante su intervención de ayer en el Parlamento catalán.
Quique García / Efe

Por lo que se ve, el famoso ‘procés’ del independentismo requiere que cada presidente de la Generalitat convoque -y gane, porque la victoria siempre está cantada- su propio referéndum. Artur Mas tuvo su 9 de Noviembre; Carles Puigdemont, su 1 de Octubre, y Joaquim Torra quiere también disfrutar de su particular momento histórico. Así que ha anunciado que, después de la sentencia del Supremo, "la respuesta es clara, se tendrán que volver a poner las urnas para la autodeterminación". Vaya, ¿pero no se había producido ya la dichosa autodeterminación? ¿En qué quedamos? Porque si se convoca otro referéndum, automáticamente se está negando la legitimidad del anterior, que no tendría ya ningún valor. Y es precisamente esa supuesta legitimidad -el mandato popular recibido- la que ha servido hasta ahora a Torra para justificar su desgobierno. Cabe pensar que estamos de nuevo ante la táctica de la huida hacia adelante. Torra anuncia el tercer referéndum -que nadie en sus filas había pedido- y gana tiempo para no tener que convocar lo que sí podría y debería convocar ahora mismo: elecciones autonómicas. Pero quizás se trate, más bien, de una huida hacia atrás, un intento de retornar a los tiempos, nada lejanos, en los que el ‘procés’, mientras preparaba su consulta, era la gran fiesta de la ilusión colectiva y aún no se había topado con la realidad.

Etiquetas