Despliega el menú
Opinión

Opinión

Con el Estado de derecho

ACTUALIZADA 13/10/2019 A LAS 02:00
El juicio del ´procés' ha quedado hoy visto para sentencia.
El juicio del ´procés', cuya sentencia es inminente.
Efe

Causa perplejidad que quienes han desafiado al Estado con la proclamación de una república, quienes han convertido el desacato al Tribunal Constitucional en una forma de ejercer la política y quienes han confundido una cámara legislativa autonómica con una astracanada partidista, amenacen ahora con una especie de insumisión social y una protesta indefinida en las calles en función del resultado de la inminente sentencia del ‘procés’. Son precisamente aquellos que han pretendido dinamitar la Constitución, situándose fuera de la legalidad, quienes tienen que responder en un Estado de derecho por aquellos presuntos delitos de una gravedad extrema. Y en eso estamos. Las realidades paralelas, el victimismo, las alusiones a la preeminencia de una supuesta democracia libre sobre la legalidad opresora, solo esconden el profundo fracaso de un colectivo que ha conducido a una magnífica Comunidad a un escenario de enfrentamiento y pobreza. El Estado de derecho -el tribunal ha actuado con un escrupuloso respeto a las garantías procesales- funciona en España, con o sin juicio del ‘procés’. Y es precisamente el marco de la separación de poderes y el del acatamiento a las normas el que ofrece una magnífica oportunidad a los partidos para emitir un mensaje de unidad a una con la sentencia.

Etiquetas