Despliega el menú
Opinión

Opinión

Estabilidad Internacional

ACTUALIZADA 30/09/2019 A LAS 02:00
U.S. President Donald Trump speaks about U.S. energy production and manufacturing at the Shell Pennsylvania Petrochemicals Complex in Monaco, Pennsylvania, U.S. August 13, 2019. REUTERS/Jonathan Ernst [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-TRUMP/
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Reuters

La llegada a la Casa Blanca del controvertido presidente Donald Trump, en la actualidad inmerso en un proceso de destitución o ‘impeachment’, trajo un significativo cambio del papel de Estados Unidos como guardián del orden internacional. Protagonista de su propio eslogan ‘America first’, con el que se priorizan la política y la economía estadounidenses por encima de cualquier acuerdo o entendimiento con terceros países, Trump ha demostrado que no tiene inconveniente alguno en utilizar el populismo y el nacionalismo exacerbados para lograr sus intereses

El horizonte de las elecciones presidenciales de 2020 se ha visto sacudido por el proceso de destitución de Donald Trump, el cuarto ‘impeachment’ abierto en la historia de Estados Unidos. Con una fuerte división en el Partido Republicano, los demócratas esperan sacar a Trump de la Casa Blanca para reorientar no solo la política presidencial en el terreno internacional sino para consolidar una sólida alternativa política. Fuertemente fragmentada, la opinión pública norteamericana asiste a un peligroso deterioro de la imagen y autoridad de la figura presidencial, a la vez que observa como, en coincidencia con el mandato de Trump, Estados Unidos ha comenzado a convivir con una fuerte cortina de confusión que altera el discurrir de la política americana. Las consecuencias de la presencia de Trump en el Despacho Oval se entienden en forma de enfrentamiento con buena parte de los países, en especial con China, mientras que, paradójicamente, se han elevado las dudas sobre la relación que mantiene el presidente americano con Rusia y Ucrania. Bajo la sombra de la sospecha de la intervención rusa en las pasadas elecciones presidenciales que dieron la victoria a Trump, Estados Unidos se enfrenta ahora a una galopante pérdida de reputación por la investigación del ‘impeachment’.

Etiquetas