Despliega el menú
Opinión

Opinión

El movimiento de Rivera

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 17/09/2019 A LAS 02:00
Rivera lo supedita a tres compromisos: gobierno constitucionalista en Navarra, respeto a las sentencias del procés y bajada de impuestos
Rivera lo supedita a tres compromisos: gobierno constitucionalista en Navarra, respeto a las sentencias del procés y bajada de impuestos

Al mismo tiempo que el Rey comenzaba ayer a recibir a los líderes políticos, en la segunda ronda de contactos para intentar la investidura de un candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera movía ficha por sorpresa. Propone al PP una abstención conjunta si Pedro Sánchez acepta tres compromisos. La oferta no es suficiente para negociar con las demás fuerzas constitucionalistas un auténtico acuerdo que garantice a España un Gobierno sólido.

El líder de Ciudadanos ha dado un giro de 180 grados en su posición ante la investidura de Sánchez. Cuando está a punto de terminar el plazo constitucional, ha formulado una propuesta de desbloqueo de la gobernabilidad. Ofrece la abstención patriótica junto al PP si el líder socialista acepta tres condiciones: romper su acuerdo en Navarra con los nacionalistas; planificar la «eventualidad» de una nueva aplicación del artículo 155 en Cataluña; y comprometerse a no subir los impuestos a las familias y los autónomos. Sánchez, que sigue con su estrategia de pedir apoyos gratis vengan de donde vengan, ya ha respondido con la petición de que PP y Ciudadanos se abstengan, ya que asegura que cumple las tres condiciones que exige Rivera.

España necesita un Gobierno estable y fuerte para afrontar los desafíos que tiene por delante. Ciudadanos podría participar en ese Ejecutivo junto al PSOE, porque tendrían mayoría absoluta y porque comparten muchos principios. Pero hasta ahora, Rivera no ha querido. Y cuando apenas queda tiempo aparece con una oferta que tampoco garantiza que el país cuente con ese Ejecutivo sólido, pues seguiría en clara minoría parlamentaria. El líder naranja hace la propuesta porque teme ser el pagano de una repetición electoral y quiere aparecer como el líder de la oposición que ha pillado a contrapié al PP. En esta coyuntura, todos los partidos deben esforzarse al máximo para asegurar la gobernabilidad del país, más allá de los intereses de cada formación.

Etiquetas