Despliega el menú
Opinión

Opinión

Atajar la inseguridad

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 15/09/2019 A LAS 02:00
Protesta de los vecinos del Pignatelli por la inseguridad
Protesta de los vecinos del Pignatelli por la inseguridad
Oliver Duch

La inseguridad ciudadana es un problema muy o bastante importante para el 65% de los zaragozanos, según una encuesta elaborada por A+M para HERALDO. Esta percepción se ve avalada por la constatación de que en los últimos meses se está produciendo un aumento de los problemas de delincuencia en algunas zonas. Zaragoza es una ciudad tranquila y segura, por eso las administraciones tienen que actuar cuanto antes para frenar este repunte delictivo. 

Los robos con violencia se han disparado un 48% en Zaragoza, el mayor incremento del país, según el Ministerio del Interior. Este aumento de la delincuencia ha disparado la sensación de inseguridad. Es la percepción que registra la encuesta que publica HERALDO. Según este estudio, el 36,1% considera que la seguridad ha empeorado en los últimos cinco años y casi ocho de cada diez encuestados afirman que la presencia policial es insuficiente. El alarmismo no ayudará a resolver estos problemas. Pero igualmente peligroso sería intentar ocultar la realidad y sus datos. La seguridad debe ser el primer derecho de cualquier ciudadano y es sabido que su vulneración termina repercutiendo especialmente sobre los menos favorecidos.

La Delegación del Gobierno en Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza acordaron la semana pasada poner en marcha un plan especial de seguridad que abarque toda la ciudad, un proyecto que llevaba un año relegado en un cajón. Debe hacerse cuanto antes, mejorando de paso la eficacia de la Policía Nacional. Además, hay que abordar otros problemas como la reincidencia (solo el 10% de los detenidos por robo han acabado en prisión preventiva) y el futuro de los menores inmigrantes no acompañados, que en algunos casos están detrás de los robos. Mantener la seguridad es una de las principales responsabilidades de las Administraciones. Todos los ciudadanos tienen derecho a salir a la calle con tranquilidad.

Etiquetas