Opinión

Opinión

Contra la soledad no elegida

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 05/09/2019 A LAS 02:00
La Hermandad de la Sangre de Cristo trasladaba esta semana el cuerpo de un vecino hallado muerto en su casa de Las Fuentes.
La Hermandad de la Sangre de Cristo trasladaba el cuerpo de un vecino hallado muerto en su casa de Las Fuentes.
Oliver Duch

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, insta a que haya una respuesta al problema de la soledad no deseada. Para ello pide a las Cortes que elaboren una ley integral del mayor que proteja a los jubilados aragoneses, como ya existe en el caso de los menores. No obstante, además de medidas legislativas y de servicios sociales, es necesario recuperar valores como el de la solidaridad intergeneracional. Si como sociedad no somos capaces de recomponer los lazos comunitarios el futuro no se adivina muy halagüeño.

Dos nuevos casos en un solo día, el pasado martes, confirman el repunte de muertes en soledad en Aragón. Habitualmente se trata de personas de edad avanzada que viven solas de forma involuntaria. El enquistamiento de este problema social ha movilizado al Justicia y su equipo, que ya pusieron en marcha una mesa de análisis sobre la soledad de los mayores, de donde ha surgido la iniciativa de redactar un marco legal de protección. Este proyecto tiene el valor de que es fruto del debate de representantes de 38 entidades públicas y privadas. La soledad no buscada es un mal social cuyo abordaje requiere la aportación de todos. Por eso, también sería muy oportuno contar con un plan estatal que coordinara a la Administración central con las Comunidades autónomas y las entidades locales para dar respuestas eficaces.

Los datos demográficos de Aragón reflejan que se trata de una tendencia que se va a intensificar progresivamente. Cada vez más personas van a vivir solas sus últimos años en contra de su voluntad. Pero no es un problema que se pueda paliar desde la alarma ni generando un sentimiento de culpabilidad. Además de medidas legislativas y de servicios sociales, es necesario recuperar valores como el de la solidaridad intergeneracional. La cuestión atañe a la sociedad en su conjunto. Por ello, la idea de fortalecer la convivencia entre generaciones es fundamental para la prevención de cara al futuro.

Etiquetas