Opinión

De las Montañas Rocosas a Biarritz

ACTUALIZADA 21/08/2019 A LAS 02:00
A screen shows the numbers after the closing bell at the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, U.S., August 14, 2019. REUTERS/Eduardo Munoz [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-STOCKS/
Las Bolsas acusan la incertidumbre internacional.
Eduardo Muñoz / Reuters

En medio de un cruce de incertidumbres que no augura nada bueno para la economía internacional en el regreso de las vacaciones veraniegas, esta semana están previstas dos citas de alto nivel que podrían, aunque para creerlo así haya que ser bastante optimista, arrojar un poco de luz. Mañana, en las Montañas Rocosas, en el complejo turístico de Jackson Hole, se reunirán representantes de los principales bancos centrales del mundo, incluyendo a la Reserva Federal estadounidense y al Banco Central Europeo. Ante el peligro, que cada vez parece más evidente, de una próxima recesión, quizás pueda salir de allí algún propósito de coordinación de las políticas monetarias, ortodoxas o heterodoxas, para hacer frente a esa amenaza.

Más importante, y más cerca de casa, el sábado comenzará en Biarritz -casualmente, otro cogollo del turismo de lujo- la cumbre del Grupo de los Siete. El G-7 solía definirse como el club de los países con las mayores economías del planeta, pero ya no lo es, porque excluye a China, que es la segunda. Y justamente la pugna comercial entre Washington y Pekín, con daños colaterales para Europa, será uno de los asuntos principales en el cónclave de Biarritz. Será mucho pedir, pero no estaría mal que los mandatarios acertaran a transmitir un poco de tranquilidad respecto al futuro inmediato.

Etiquetas