Opinión

Cuatro en raya

ACTUALIZADA 31/07/2019 A LAS 02:00
El gobierno de Lambán incluirá cuatro partidos políticos.
El gobierno de Lambán incluirá cuatro partidos políticos.
HERALDO

Si los discursos de investidura fueran suficientes para dibujar la realidad, Javier Lambán se convertiría en presidente de Aragón en representación de todos y cada uno de los partidos del arco parlamentario. El futuro presidente se dedicó ayer a no dejar resquicio alguno, apropiándose de una transversalidad ideológica, bautizada bajo el nombre de centralidad, con la que presentó en sociedad al cuatripartito. La estrategia, que sitúa al PSOE en el centro del escenario, hace descansar sobre el PAR toda la presión política. Lambán se ofrece a sí mismo como el moderador de las izquierdas y las derechas, administrando un relato sostenido en un "Aragón como proyecto común". Si la pasada legislatura Lambán logró sacar el máximo provecho con tan solo 18 diputados, en este segundo mandato 24 apoyos le han servido para lograr una investidura con el PP y Ciudadanos convencidos de que el PAR -con un José Ángel Biel citado por Lambán en su discurso- les ha traicionado.

Como en el juego del cuatro en raya, en el que no solo se gana gracias a la destreza de uno de los jugadores sino por el despiste o la falta de atención del contrario, este Gobierno amarrará su continuidad en la mirada esquiva y a veces equivocada de los socios, que descubrirán en el arte de la tolerancia su supervivencia.

Etiquetas