Opinión

El gobierno ‘patchwork’ de Javier Lambán

ACTUALIZADA 30/07/2019 A LAS 13:35
Lambán ha conseguido unir 'telas' políticas muy distintas.
Lambán ha conseguido unir 'telas' políticas muy distintas.
Francisco Jiménez / HERALDO

Aunque ahora lo llaman ‘patchwork’ -que en inglés todo suena más moderno-, en algunas regiones se conoce de siempre como almazuela o retazal. Se trata de una labor de costura en la que, para formar una única pieza, se unen retales o trozos de telas de diversos colores, diseños y procedencias. Pues algo así es, en el ámbito político, lo que va a hacer Javier Lambán juntando en único consejo de gobierno a cuatro partidos diferentes, muy diferentes, más un quinto que lo apoyará desde fuera. Lambán ha demostrado una gran habilidad, inusitada en la política española, para manejar el hilo y la aguja de manera que acaben coligados personajes y posiciones políticas en principio divergentes y aun claramente opuestos. La combinación del PAR, el PSOE, la Chunta, Podemos e Izquierda Unida no parecía una opción probable. Y menos todavía viendo que, en el Congreso de los Diputados, han fracasado estrepitosamente posibilidades ‘textiles’ menos complejas. Así pues, el gobierno ‘patchwork’ de Lambán tiene un indudable mérito; y cualifica al presidente de Aragón, todavía en funciones, como un serio aspirante al título de maestro de la costura. Lo que habrá que ver es si el resultado va más allá de un mero ejercicio de artesanía política y sirve, realmente, para gobernar Aragón en beneficio de la gran mayoría de los aragoneses.

Etiquetas