Opinión

La parálisis política

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 19/07/2019 A LAS 02:00
Los líderes políticos son incapaces de llegar a acuerdos.
Los líderes políticos son incapaces de llegar a acuerdos.
HERALDO

La falta de acuerdos que permitan la investidura de Pedro Sánchez amenaza con generar una nueva situación de parálisis en la política nacional y, de rebote, también en el nivel autonómico. España necesita un gobierno moderado y que esté en condiciones de gobernar efectivamente, pues solo así podrán encauzarse los graves problemas y los serios desafíos que están pendientes. Bloquear la formación de gobierno supone una grave irresponsabilidad.

Todo indica que las negociaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están rotas en estos momentos, a cinco días de que comience el debate de investidura. Pero aunque se produjera un acuerdo de última hora, tampoco con eso estaría garantizada la formación de gobierno, pues el PSOE y Unidas Podemos solo suman 165 diputados en el Congreso. El pacto entre ambas formaciones necesitaría otros apoyos y no sería en absoluto deseable que la investidura del presidente estuviese en manos de los partidos secesionistas. Además, una coalición con Podemos tendría el inconveniente de radicalizar el enfrentamiento ideológico y restaría flexibilidad al gobierno a la hora de buscar pactos transversales para asuntos de Estado, que serán indispensables en muchos casos. El veto de Ciudadanos al PSOE, la falta de voluntad de los socialistas para intentar acercar al partido naranja y la nula disposición en el PP para repetir con Sánchez el gesto que los socialistas tuvieron en la investidura de Rajoy en octubre de 2016 completan un panorama de difícil salida. La política española lleva casi cuatro años semiparalizada por la incapacidad de los líderes políticos para gestionar de forma constructiva el multipartidismo resultante del voto de los españoles. Tal como están las cosas, no es imposible que vuelvan a repetirse las elecciones, pero lo peor es que, si falta voluntad de entendimiento, tampoco unos nuevos comicios servirían para resolver el puzle.

Etiquetas