Opinión

Vandalismo urbano

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 15/07/2019 A LAS 02:00
Una imagen de la pasarela del Voluntariado este miércoles por la mañana.
Una imagen de la pasarela del Voluntariado este miércoles por la mañana.
J. B.

La pasarela del Voluntariado, sobre el Ebro, sufre constantes agresiones por parte de los vándalos desde su inauguración, un problema que se ha agudizado en los últimos meses. De hecho, ya ha sido necesario sustituir 110 de sus características cristaleras, 37 de ellas en lo que va de año. Además de confiar en que el refuerzo de la vigilancia policial en la zona sea útil, es preciso realizar un llamamiento al «civismo». Acabar con el gamberrismo requiere también prevención y soluciones a largo plazo, 

El vandalismo urbano es un problema antiguo y cíclico en casi todas las ciudades occidentales. La pasarela que conecta los barrios del Actur y de La Almozara es uno de los símbolos de este fenómeno en la capital aragonesa. A pesar de que se trata de una de las infraestructuras más queridas por los zaragozanos, se ha convertido en un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento porque con frecuencia debe sustituir cristaleras destrozadas de la estructura peatonal. No siendo Zaragoza una de las urbes españolas más azotadas por el incivismo, sí que sufre constantes ataques al mobiliario urbano, quema de contenedores, pintadas y botellón. No siempre es fácil prevenir estos comportamientos inciviles. Frente a ellos se suele responder con medidas policiales, pero afrontarlos únicamente a través del castigo no los resolverá ni evitará que se repitan en otros emplazamientos.

Las conductas incívicas se manifiestan en nuestras sociedades por razones a menudo muy complejas. Por una parte, persisten situaciones de marginación social que están en la base de este vandalismo. Por otra, hay también una dejación de funciones del sistema educativo, aunque en materia de civismo y convivencia la formación debe empezar en casa. La responsabilidad comienza en el núcleo familiar y la solución debe arrancar en la recuperación de un mayor sentido de comunidad y de respeto mutuo.

Etiquetas