Opinión

Opinión

Autovías con cuentagotas

Por
  • Heraldo de Aragón
El ministro ha sido el encargado de destapar este jueves, junto el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, un hito en el kilómetro 97,9 de esta autovía A-21.
El ministro ha sido el encargado de destapar este jueves, junto el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, un hito en el kilómetro 97,9 de esta autovía A-21.
Patricia Puértolas

Desde ayer está en servicio el tramo Jaca-Santa Cilia de la autovía A-21 (Jaca-Pamplona). Estos 9 km se suman a los 15 km que ya están en marcha, pero todavía quedan 35,7 km para que la vía llegue hasta la Comunidad de Navarra. Con extrema lentitud y con múltiples parones, la construcción de infraestructuras de transporte va avanzando en Aragón. Por razones de equilibrio regional y vertebración del territorio, el nuevo Gobierno debe acelerarlas. 

La unión por autovía del Alto Aragón con Navarra dio ayer un paso y el próximo, el tramo Santa Cilia-Puente La Reina de 7,2 km, será «entre noviembre y diciembre de este año», según anunció el ministro en funciones de Fomento, José Luis Ábalos. No obstante, todavía quedan 21 km sin licitar entre Puente La Reina-límite con Zaragoza y la variante de Jaca. Para que se puede llevar a cabo este trámite, el dirigente socialista aclaró que es necesario que haya «un Gobierno constituido para poder aprobar los presupuestos de 2020». El largo retraso de esta obra no empaña la buena noticia que supone la apertura del tramo Jaca-Santa Cilia, pero obliga a actuar al nuevo Gobierno Aragón, cuando se constituya, para impulsar las muchas infraestructuras que la Comunidad tiene pendientes.

En la indispensable mejora de la red aragonesa de autovías y carreteras las buenas noticias como esta son escasas. Y no pueden hacer olvidar las muchas obras que están todavía en el aire y que solo avanzan, cuando lo hacen, con exasperante lentitud, frenadas por la escasa voluntad política demostrada por la mayoría de los gobiernos centrales hacia el desarrollo de Aragón. Esta es una justa reivindicación que los ciudadanos y las instituciones de la Comunidad no podemos olvidar. Con la nueva legislatura que acaba de comenzado hay que reiniciar una tarea de presión en la que las fuerzas políticas tienen terreno para trabajar más unidas que nunca.

Etiquetas