Opinión

Opinión

Canonesas

Por
  • Marisancho Menjón
Desfile de moda de Hacer Creativo en el claustro del monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro
Desfile de moda de Hacer Creativo en el claustro del monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro
Francisco Jiménez

A cinco minutos de la plaza del Pilar guardamos una joya de nuestro patrimonio. O, mejor dicho, la guardan las canonesas del Santo Sepulcro: es el monasterio de la Resurrección, precioso conjunto mudéjar que conserva en su interior vestigios islámicos y romanos (un buen fragmento de la muralla), además de notables obras de arte. Son escasas las monjas que lo habitan y que mantienen vivo y en pie un monumento con 700 años de historia, uno de los pocos que ha permanecido habitado sin interrupción desde su fundación y el único femenino de esta orden en España.

Es un recinto visitable pero muy poco conocido. Las canonesas han mostrado muchas veces su preocupación por el futuro de este lugar. Ellas lo cuidan, pero ¿qué pasará cuando falten? Falta mucho por restaurar, muchos sectores del edificio y de su contenido. ¿Son conscientes las Administraciones, incluidas las eclesiásticas, del riesgo que corre ese tesoro monumental si no lo atendemos? Me conmovía ver, el otro día, la noticia del desfile de modas del Centro Superior de Diseño que tuvo lugar en las galerías de su claustro; imaginaba yo que las canonesas albergarían el deseo de llamar la atención sobre su casa también así. No hizo mucho ruido el acontecimiento. Tampoco lo hará esta humilde columna. Pero quizá, si todos alzáramos un poco la voz… El monasterio del Santo Sepulcro es un tesoro cuya recuperación no depende de pleitos con otras comunidades. Y, lo repito, está a cinco minutos de la plaza del Pilar. Hagámonos cómplices de las canonesas.

Marisancho Menjón es historiadora y escritora

Etiquetas