Despliega el menú
Opinión

Profunda reflexión

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 06/07/2019 A LAS 02:00
Dos personas han muerto y otra ha resultado herida de gravedad en un accidente en Bodegas Paniza
Dos personas han muerto y otra ha resultado herida de gravedad en un accidente en Bodegas Paniza
Guillermo Mestre

Las muertes de dos operarios en Arcos de las Salinas (Teruel) se suman a las de otros cuatro trabajadores que en poco más de 72 horas han fallecido en Aragón. No retornar a casa por sufrir un accidente laboral resulta una tragedia inaceptable. Las organizaciones empresariales y sindicales, junto con las administraciones nacional y autonómica deben abordar de manera urgente lo ocurrido estos días en la Comunidad y ofrecer una respuesta acorde a la gravedad de los hechos. El normal desempeño de la actividad laboral no puede ser sinónimo de riesgos inasumibles y accidentes

Existen estadísticas insoportables, cifras que no deberían formar parte de ninguna relación, datos que nos producen un auténtico sufrimiento. Las muertes por accidente laboral engrosan la triste lista que confirma lo mucho que aún se puede hacer para reducir al máximo los riesgos en el puesto de trabajo. Morir durante el desempeño de una actividad profesional es un drama que requiere redoblar los esfuerzos ya emprendidos y aceptar que siempre antes de iniciar cualquier trabajo es imprescindible calibrar los peligros.

Pero al margen del escrupuloso cumplimientos de los protocolos de actuación y de las muchas actualizaciones y normas que existen en este ámbito, los agentes sociales aragoneses implicados (sindicatos, organizaciones empresariales y administración) deberían abordar una profunda reflexión sobre lo ocurrido en la Comunidad en los últimos cuatro días. Resulta dramático reconocer que en tan corto espacio de tiempo hayan fallecido seis personas, trabajadores que al punto de la mañana dejaron sus hogares convencidos de que retornarían al término de su jornada. Al margen de las investigaciones oportunas emprendidas es urgente elevar el tono de una preocupación que a todos nos incumbe.

Etiquetas