Despliega el menú
Opinión

Heraldo Saludable

Un problema crónico

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 24/06/2019 A LAS 02:00
MEDICOS DE REFUERZO / 31/10/03 / PHOTO : OLIVER DUCH Duch2908.jpg
Es difícil encontrar sustitutos para algunas consultas durante las vacaciones.
Oliver Duch

Las dificultades para cubrir en todo momento todas las plazas de personal médico que requiere una correcta asistencia sanitaria se han convertido en Aragón en un problema crónico. Y que tiende a agravarse y empeora, además, en los meses de verano. El próximo Gobierno autonómico tendrá que abordar seriamente y con una perspectiva integral este asunto, porque la situación actual perjudica tanto a facultativos como a pacientes.

El Salud encuentra cada vez más dificultades para completar los organigramas de algunas especialidades médicas en todo el territorio, y también para tener cubiertas a lo largo de todo el año las consultas de atención primaria en todos los centros de salud. La llegada de las vacaciones de verano agrava especialmente los problemas en el primer escalón sanitario, no solo a causa de las vacaciones que lógicamente disfrutan los facultativos, sino también porque el movimiento de personas hacia el medio rural convierte en insuficientes los servicios sanitarios en muchas localidades. El desajuste entre la oferta y la demanda de plazas se ha convertido en crónico y perjudica tanto a los médicos, que han de hacer frente a unas consultas más saturadas aún de lo habitual, como a los ciudadanos, que tienen que soportar mayores demoras. Ante esta situación, los responsables de la sanidad pública tienen que repensar por completo la política de personal del sistema, incluyendo las jubilaciones, los incentivos para determinados destinos y el excesivo peso de las interinidades. El problema se deja sentir en toda España, pero una Comunidad como la aragonesa, con su peculiar distribución de la población, resulta seguramente más vulnerable. Hace falta quizá una planificación coordinada desde el Estado central, pero así mismo es necesario que el Gobierno de Aragón afronte el problema de una manera decidida, no buscando meros parches para cada situación, sino creando soluciones a largo plazo.

Etiquetas