Despliega el menú
Opinión

Acuerdo PSOE-PAR

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 14/06/2019 A LAS 18:27
Javier Lambán y Arturo Aliaga en la firma del acuerdo.
Javier Lambán y Arturo Aliaga en la firma del acuerdo.
Guillermo Mestre

Javier Lambán y Arturo Aliaga han dado un paso más en su alianza para gobernar en Aragón durante los próximos cuatro años. Ya han firmado un programa de acción, con 75 medidas concretas, al que emplazan de nuevo a sumarse a Ciudadanos. El partido naranja mantiene la incertidumbre, pendiente de la estrategia nacional de Albert Rivera. No obstante, la presencia de Cs serviría para aportar más ideas y para dar más estabilidad al Pignatelli.

Tras las elecciones del 26 de mayo, los partidos políticos dijeron haber entendido el mensaje de los ciudadanos, que les obligaba a hacer política para llegar a acuerdos. En Aragón, la formación vencedora, el PSOE, ha sabido entenderse con el PAR. Mientras en varias Comunidades autónomas aún se busca un pacto, Lambán y Aliaga ya tienen rubricado un programa de gobierno que recoge iniciativas de amplio consenso social como el desarrollo de los grandes ejes de comunicación, un plan de renovación de carreteras, otro de equipamientos sociales, el «mantenimiento» de la presión fiscal por debajo de la media española (primero haría falta bajarla) y la exigencia a Madrid de la armonización impositiva. Socialistas y aragonesistas se han movido con rapidez para elaborar unas bases programáticas que pueden encajar a todas las fuerzas moderadas que quieran sumarse a la alianza.

Después de fijar en un documento qué quieren hacer en la legislatura, Lambán y Aliaga buscan ahora apoyos. Proponen a otros partidos que se adhieran a su proyecto de «centralidad, moderación y transversalidad». Recogen así el mensaje que los aragoneses depositaron en las urnas siguiendo una larga tradición pactista: que los partidos alcancen acuerdos estables. Otras fuerzas moderadas pueden aportar sus ideas, programas y escaños. Todos deben pensar que Aragón necesita cuatro años de estabilidad para hacer frente a los desafíos de la tercera década del siglo XXI.

Etiquetas