Opinión

Opinión

Poblaciones mal comunicadas

Por
  • Heraldo de Aragón
La odisea de viajar en bus por Aragón.
Viajeros en la estación de autobuses de Teruel, el pasado viernes.
Jorge Escudero

Más de la mitad de los núcleos de población aragoneses no disponen de servicio de autobús. Y en otros que sí lo tienen, las frecuencias son escasísimas. Alguna capital de comarca solo cuenta con un autobús al día y existen localidades con prestigio turístico internacional, como Albarracín, que no tiene conexión con Zaragoza y, los domingos, tampoco con Teruel capital. Esta ausencia de un servicio público de transporte condena a gran parte del territorio de Aragón al ostracismo porque sin buenas comunicaciones mal van a ir el turismo, el comercio y el asentamiento de empresas. 

Sabido es que la amplitud de la geografía aragonesa, la dispersión y la despoblación humanas, el déficit de infraestructuras viarias y la concentración socioeconómica en torno a Zaragoza y las otras ciudades de la Comunidad, hacen difícil el mantenimiento de una buena red pública de transporte. Para algunos estas circunstancias explican que hasta 408 núcleos de población estén hoy sin servicio de autobús o que existan capitales de comarca que solo tienen un autobús al día, como Boltaña, o dos, como Daroca (uno en fin de semana). Sin embargo, no es cierto o, al menos, no del todo. Estas malas comunicaciones no son fruto de una fatalidad sobrenatural sino el resultado de algunas decisiones políticas.

Una buena parte de Aragón forma parte de la España despoblada, que cada día alberga menos habitantes y, por tanto, tienen también menos fuerza para presionar a las administraciones. Con la pérdida de población no solo se merma la capacidad de crecimiento y de dinamismo económico, sino también la principal condición para retener o atraer población: unos servicios públicos de calidad. Y la pérdida de estos servicios actúa como la pescadilla que se muerde la cola, pues agrava el éxodo de la población joven, retrae a los turistas y disuade a los empresarios y emprendedores.

Etiquetas