Despliega el menú
Opinión

Otra hipoteca para Zaragoza

ACTUALIZADA 19/03/2019 A LAS 02:00
FERNANDO GIMENO EN LA COMISION DE DEUDAS AYUNTAMIENTO - DGA / 21/07/2017 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
El concejal de Economía, Fernando Rivarés, y su antecesor, Fernando Gimeno.
Oliver Duch

Una nueva sentencia judicial va a apretar aún más el cinturón de las cuentas del Ayuntamiento de Zaragoza. FCC ha obtenido el aval del Tribunal Supremo y exigirá el pago de más de 40 millones de euros por revisiones de precios de la contrata de limpieza. Este asunto, heredado de anteriores mandatos, hipoteca no tanto al actual equipo de gobierno como al que debe sucederle a partir de las elecciones del 26 de mayo

El Supremo acaba de rechazar el recurso municipal en contra de tres sentencias que avalaban las revisiones de precios exigidas por FCC por la contrata de limpieza entre los años 2009 y 2013, que sumaban 17 millones de euros. La empresa ve así reconocida esta deuda. Además, estima que, con los intereses de demora y los pagos pendientes desde 2014 hasta 2018, la cifra final de lo que debe cobrar superará los 50 millones de euros, aunque 10 ya fueron abonados como ejecución provisional del fallo. El origen del conflicto se sitúa en la reclamación que realizó FCC para que, en sus revisiones de precios, se tuvieran en cuenta las variaciones en los costes de la mano de obra y en las toneladas de basura recogidas. El Consistorio siempre ha defendido que estos criterios no debían computar. Sin embargo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo ratifica ahora las sentencias dictadas por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en las que se obliga al Ayuntamiento de Zaragoza a pagar las revisiones de precios.

La acumulación de sentencias en contra del Consistorio zaragozano, por contenciosos achacables al actual equipo de ZEC o por otros heredados de anteriores mandatos, que han generado nuevas deudas va a dejar maltrechas las arcas municipales. De esta forma, no solo va a nacer hipotecado el próximo equipo de gobierno, sino que a la propia Zaragoza y a los zaragozanos les esperan años de ajustes de gasto y de escasez de inversiones.

Etiquetas